El jefe de Estado venezolano anunció que la emisión incial del Petro será de 100 millones de unidades, cantidad que está respaldada por la misma cantidad de barriles de petróleo ya que de acuerdo a la gaceta oficial “cada unidad de PETRO tendrá como respaldo físico, un contrato compra-venta por un (01) barril de petróleo de la cesta de crudo venezolano o cualquier commodities que decida la Nación”.

Maduro también anunció que la red que soportará a la que podría ser la primera criptomoneda gubernamental de América Latina será centralizada, pues el estado será quien tenga el control de la criptomoneda ya que funcionará bajo un “sistema de seguridad de preminado”. Esta estrategia se alinean con las políticas regulatorias del criptorublo ruso.

El mandatario venezolano también aseguró que el deber de la Superintendencia de Criptoactivos Venezolano es “estimular, apoyar y proteger a los mineros del país”. Mencionó que el plan para evitar perjudicar áreas residenciales con la minería de criptomonedas serán estableciendo zonas especiales para la minería “del petro y de cualquier criptomoneda”. Una medida similar a la implantada en China para controlar la minería de bitcoin, albergando a los mineros en una sola ciudad.

Comments are closed.